Ecuador: cuando se pretende combatir la corrupción con más corrupción

Es conocido que existen técnicas que se aplican para combatir el fuego con fuego en los incendios forestales, pero aquel consiste en quemar delibera y planificadamente tramos de bosque al que aún no ha llegado el fuego, precisamente para hacerle perder la continuidad del material combustible y de esa forma poder combatirlo y extinguirlo.

Pero lo tampoco es nuevo, es que existe una técnica de manipulación social mediante el cual se pretende hacer creer que se combate la corrupción, pero en realidad lo que se logra es desviar la atención pública en dirección opuesta a la que está el verdadero cuerpo de la corrupción.

Estos mecanismos de distracción están muy generalizados tanto en las especies animales en su lucha por la supervivencia- la lagartija deja un pedazo de su cola  moviéndose mientras aprovecha para escapar – o en la misma sociedad humana, donde desde el aprendiz de mago, hasta el ladrón, buscan desviar la atención e la victima para ejecutar su “truco”. Los carteles del narcotráfico, suelen dejarse “captura” pequeñas cantidades de droga para hacer creer que la policía realmene está teniendo éxito con el combate al narcotráfico, cuando el verdadero volumen ingresa incontenible en grandes cargamentos por aire, tierra y mar, sin que “nadie los vea”.

En Ecuador el 5 de mayo se armó otro show de manipulación social, con libreto en mano, televisión, allanamientos en la madrugada, como estrella estelar la mismísima fiscal, y la condena publica o linchamiento mediático y los titulares prefabricados. El tema ya estaba decidido, solo hacían falta los chivos expiatorios. A juzgar por el show, el 5 de mayo es un día para recordad, pues ese día se “asesto un golpe certero a la corrupción”, “cayeron las bandas” y el operativo se llamó pomposamente “victoria.

La  medida estuvo tan mal ejecutada que existen abusos e incongruencias jurídicas, que “no son todos los que están ni están todos los que son” por lo que más adelante se tendrán que rever algunos casos, para corregir ante la precipitación perversa en un acto que por principio ni siquiera se consumó el perjuicio al estado pues nunca se pago el valor del contrato, entonces porque se escogió el caso de los ceibos como caso insignia del supuesto combate a la corrupción que hay realmente atrás de este despropósito?. No importa, el efecto ya se consiguió: desviar la atención del público absorto mirando el pedacito de cola moviéndose, mientras la gran lagartija o más bien lagarto de la corrupción se aleja sonriente, pues es “invisible”.

Ciertamente existía y existe la expectativa ciudadana por acciones de combate a a la corrupción, pero este termino que ha sido perversamente manipulado se lo quiere reducir a “acciones de robo de fondos públicos”, y en este caso particular, a las compras de fundas para cadáveres en la emergencia decretada.

Estas fundas se compraron por otras instituciones públicas y privadas durante la emergencia, pero allí no hubo detenciones, al funcionario la cabeza de los hospitales se le acepto la renuncia amablemente, y a la ex directora de la OCP  se la exonero de responsabilidad en las compras de los kits,

Frente a todos estos antecedentes les planteare solamente las siguientes preguntas que los ecuatorianos nos debemos responder, sin caer en la trampa de juzgar y condenar sin conocer, ciertamente habrá culpables e inocentes entre los detenidos, pero eso lo debe determinar la justicia, no juzguemos anticipadamente pues mañana puede ser cualquiera de nosotros que por tener un cargo público pueda caer injustamente, no olvidemos, en estas acciones nunca caen los capos, los cerebros, apenas los más lisos.

a)    ¿La corrupción se reduce solo al periodo de la emergencia, o la compra de unos cuantos mies de fundas plásticas como nos quieren hacer creer?

b)    ¿Dónde está lo recuperado del robo de los miles de millones imputados al gobierno anterior?, ciertamente esos millones nos hubieran servido para esta emergencia.

c)    Donde están los capos del tráfico de droga, los capos de la política nacional, ¿los capos de las farmacéuticas, los que intermediaron y presionaron el pago de la deuda nacional en pleno pico de la emergencia?

d)    Donde están los que le regalaron generosamente a inicios de este gobierno millones de dólares a la empresas privadas, mientras a los pobres se les hace juicio de coactiva en CNT por una supuesta deuda de 20 dólares de hace 20 años que hoy sorprendentemente ha ascendido a miles de dólares?

e)    Donde están los asaltantes de las empresas públicas y privadas de CNT, EMPRESA DE AGUA POTABLE DE GUAYAQUIL, EMPRESAS ELECTRICA Y  otras, que hoy decidieron, arbitraria, ilegal e inconstitucionalmente ignorar los medidores y decidir por su simple voluntad que debía “promediar el consumo” porque asumían que habiendo más personas concentradas forzosamente en su casa, debían necesariamente consumir mas energía agua, internet, etc.,

f)     Porque se siguen ejecutándose supuestos contratos y servicios aparentemente aceptados telefónicamente, sin que nadie les ponga un punto final.

g)    Donde están los 76 legisladores que decidieron crucificar al pueblo con su medida salvadora de aprobar la ley inhumana, porque no dicen nada ante estos perjuicios, máxime si pretenden relegirse.